Lunes a viernes 9:00 - 20:00

Rambla de Catalunya 124 5º 2ª

Barcelona

93 238 05 81

IGH Abogados y Economistas

Pida hora para una visita gratuita

 

Guía práctica en casos de separación o divorcio

Guía práctica en casos de separación o divorcio

  1. Plan de parentalidad y ordenación del régimen de guarda

    El plan de parentalidad sirve para ordenar las cuestiones principales que pueden afectar a los hijos comunes en caso de ruptura familiar. Su determinación es uno de los contenidos básicos del convenio regulador que debe presentarse en divorcios de mutuo acuerdo y es esencial en una demanda de divorcio, para preveer como se ejercerán las responsabilidades parentales.

    Contenido:

    • El lugar o lugares donde vivirán los hijos habitualmente. Deben incluirse reglas que permitan determinar a qué progenitor le corresponde la guarda en cada momento.
    • Las tareas de que debe responsabilizarse cada progenitor con relación a las actividades cotidianas de los hijos.
    • La forma en que deben hacerse los cambios en la guarda y, si procede, cómo deben repartirse los costes que generen.
    • El régimen de relación y comunicación con los hijos durante los períodos en que un progenitor no los tenga con él.
    • El régimen de estancias de los hijos con cada uno de los progenitores en períodos de vacaciones y en fechas especialmente señaladas para los hijos, para los progenitores o para su familia.
    • El tipo de educación y las actividades extraescolares, formativas y de tiempo libre, si procede.
    • La forma de cumplir el deber de compartir toda la información sobre la educación, la salud y el bienestar de los hijos.
    • La forma de tomar las decisiones relativas al cambio de domicilio y a otras cuestiones relevantes para los hijos.
  2. Pensión de alimentos

    La pensión de alimentos servirá para cubrir las necesidades ordinarias y extraordinarias, de los hijos menores o económicamente dependientes, debiendo de acordarse su periodicidad, su forma de pago, sus criterios de actualización y garantías. Dicha pensión se determinará en función de la capacidad económica de cada progenitor.

  3. Atribución de la vivienda conyugal

    El uso de vivienda conyugal puede acordarse libremente entre los cónyuges. A falta de acuerdo será el Juez quien decida, preferentemente, al progenitor a quien corresponda la guarda de los hijos comunes mientras dure ésta; si bien, en determinadas ocasiones puede atribuirse al cónyuge más necesitado.

  4. Prestación compensatoria

    La pensión compensatoria puede corresponder a un cónyuge, con cargo al otro, si tras la separación o divorcio la situación económica de uno de ellos resulta más perjudicial.

    Debe solicitarse en el primer proceso matrimonial y se concederá en aras de mantener el mismo nivel de vida del que gozaba la parte beneficiada durante el matrimonio, teniendo en cuenta la prioridad del derecho de alimentos de los hijos.

    La pensión se calculará valorando los siguientes aspectos: la posición económica de cada cónyuge, la realización de trabajo familiar u otras decisiones tomadas en interés de la familia que hayan reducido la posibilidad de obtener ingresos de uno de los cónyuges, las perspectivas económicas de ambos; la duración de la convivencia; los nuevos gastos de cada cónyuge deudor.

  5. Compensación económica por razón de trabajo

    La compensación económica por razón de trabajo corresponde al cónyuge que ha trabajado para la casa más que el otro o ha trabajado para el otro sin retribución o con una retribución insuficiente, obteniendo el otro un incremento patrimonial superior.

  6. Liquidación del patrimonio común

    La liquidación del régimen económico matrimonial pasa por determinar que bienes son privativos de cada cónyuge y cuáles son comunes, para proceder posteriormente a su reparto y determinar el patrimonio final de cada uno de los cónyuges.

    Los aspectos fiscales de la liquidación del patrimonio común son importantísimos a la hora de no tener que pagar impuestos, ya que un exceso de adjudicación a favor de uno de los cónyuges puede considerarse una donación y debería pagar el correspondiente impuesto de donaciones.