Lunes a viernes 9:00 - 20:00

Rambla de Catalunya 124 5º 2ª

Barcelona

93 238 05 81

IGH Abogados y Economistas

Pida hora para una visita gratuita

 

5 errores comunes cuando tratas de darte de alta en autónomos

5 errores comunes cuando tratas de darte de alta en autónomos

asesoria para autonomos Barcelona

Las diferentes reformas laborales que hemos tenido en España en los últimos 10 años han cambiado las condiciones de los autónomos de manera sistemática. Darse de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) se convierte por tanto, en algunos casos, en un ejercicio de malabarismo que generalmente conduce a la comisión de errores.

En IGH Abogados y Economistas tenemos una dilatada experiencia como asesoría fiscal autónomos resolviendo casos de este tipo, especialmente cuando los propios trabajadores deciden gestionarse ellos mismos la parte administrativa y tributaria de su actividad sin asesoramiento técnico profesional.

Repasamos algunos de los errores más comunes cuando tratas de darte de alta en autónomos.

 

Calendario fiscal de declaraciones 

Suena obvio, casi tonto, pero no lo es. No debería ser un problema si tenéis contratado un asesor profesional que se encargue de la gestión. Pero si no es el caso, tened siempre presente las fechas límite para la presentación de las declaraciones trimestrales y anuales.

Os recomendamos descargar el calendario fiscal para autónomos desde la página web de la Agencia Tributaria.

 

Darse de alta en Seguridad Social y Hacienda

Cualquier actividad laboral que vayamos a desempeñar ha de registrarse en Hacienda. Esta es una premisa que más o menos todo el mundo conoce. Pero para darte de alta en autónomos, hay también que notificarlo en la Seguridad Social.

Ojo en este aspecto, porque si primero cumplimentamos el registro en Hacienda y comenzamos a ejercer actividad profesional, si por cualquier circunstancia pasan varias semanas hasta que notifiquemos nuestra existencia jurídica a la Seguridad Social, nos veríamos obligados a pagar las cuotas correspondientes a ese vacío administrativo. Además, se le añadiría un 20% más a las cantidades económicas a abonar por retrasar el alta en la Seguridad Social.

Darse de alta en la Seguridad Social no se puede hacer con carácter retroactivo, por lo que debéis tratar de tramitar ambas altas el mismo día, o al menos, antes en la Seguridad Social.

Otro castigo considerable sería el perder todo derecho a solicitar bonificaciones y/o reducciones de la cuota. Consecuencias por tanto de no conocer el procedimiento que debemos evitar a toda costa.

 

¿Conocemos bien cómo funcionan las bonificaciones?

Hemos de decir que no todo el mundo lo tiene claro. Las bonificaciones se solicitan siempre en el momento de darse de alta de autónomos, no después. Tened esta información clara porque los descuentos en las cuotas en esta situación nos interesan a todos.

Hay que informarse adecuadamente de qué tipo de bonificaciones existen y cuál se adapta mejor a nuestra situación. Recordemos que una vez que se nos aplique, ya no podremos volver a beneficiarnos de ningún otro descuento.

De la mano de profesionales como nuestros especialistas en gestión de autónomos todos estos detalles estarán bajo control.

 

Errores administrativos en la solicitud del alta

Parece una tontería, pero la atención y entendimiento de los formularios que se deben completar con la información de nuestra actividad no siempre se hace correctamente. Decirle a la administración pública que nos damos de alta en algo que no se corresponde con nuestro trabajo, nos traería problemas.

Los epígrafes IAE y CNAE por tanto, son clave. Y no sólo hay que elegir un opción, sino que se puede varias, por lo que debemos tener muy claro en qué registro encaja nuestra actividad.

 

Conocer la normativa del ROI (Registro de Operaciones Intracomunitarios)

El IVA en operaciones entre países comunitarios tiene su propio funcionamiento. Básicamente, exime al trabajador de pagar el impuesto por exportación de productos o prestación de servicios (si la venta es a un particular que es el consumidor final, la venta tributa sí que tributa, en este caso, en el país originario). No exime en el caso de compra de bienes desde países comunitarios.

Para operar de esta forma el autónomo tiene que estar dado de alta en el ROI.